post-title Mi Primera Semana en Cabo.


Mi Primera Semana en Cabo.

Mi Primera Semana en Cabo.

 

line

Es mi primera vez en Los Cabos. Llevo aquí una semana. Me pidieron escribir sobre mis primeras impresiones del lugar: Hace calor.

Es difícil sentirte acogido cuando toda tu ropa fue pensada para el frío y la lluvia de la ciudad.

Es toda la ropa que tengo.

 

Fui a la Playa Médano este fin de semana.

Me encontré rodeado de la prisa por relajarse. De gente esforzándose por olvidar sus rutinas. Asegurando que entre cada paso hubiese tumulto y risas. Por todos lados había gente cuya única preocupación era sacarle provecho a sus contados días aquí. Nadé un poco y decidí retirarme. Había demasiada gente para mi. Pude distinguir la misma sensación en algunos rostros del bullicio. Te rehusas ese aliento cuando lo que intentas es disfrutar tus vacaciones.

 

Deseo conocer este lugar, cumbrar la cima de sus cerros, sentir las playas, con este trabajo, puede que incluso me paguen por hacer algunas de estas cosas. Resuena en mi cabeza; Vine aquí a trabajar. No soy por naturaleza un aventurero. Nunca fui audaz, soy alguien que espera y observa. Alguien que vive mirando lo que otros hacen. Ahora abro el telón que tanto tiempo sujeté.

Es mi momento de hacer algo.

Ni siquiera estoy seguro de qué significa eso.

 

Sé que debo continuar. Debo volverme alguien; En este lugar desconocido, al que intento llamar hogar. Tengo que crecer en este desierto. Díganme si ven a Moises. O un cordero de oro.

El mundo a mi alrededor a cambiado y yo debo hacer lo mismo.

Ahora, me miro a mi mismo, y observo.

Veo el exterior desde una nueva ventana, pero el espejo se mira igual. Después de todo, esta es toda la ropa que tengo.

 

 

Voy a necesitar algo nuevo.

Me tengo que acostumbrar al sol.

 

arch-cabo-no-sand-sunset-tropicat-20140070-x2

 



Pin It on Pinterest

Share This